HASTA LA DERECHA MÁS CONSERVADORA CUESTIONA A BARRICK EN CHILE

Hasta la derecha más conservadora cuestiona a Barrick en Chile Insólitamente, y respaldando de manera increíble una lógica de doble estándar, la Argentina sigue sin mencionar una sola palabra –y mucho menos generar una actuación de oficio- respecto de la sanción que la justicia chilena aplicó a la Barrick Gold en el emprendimiento binacional de Pascua Lama, por mala praxis en materia ambiental principalmente respecto de los glaciares de la cordillera. La propia Corte Suprema de Chile respaldó las actuaciones de instancias inferiores de la justicia y paralizó el proyecto, mientras en la Argentina –parte geográfica inescindible, puesto que el yacimiento ocupa territorio de ambos países- el emprendimiento “goza de buena salud”, de acuerdo con las declaraciones de la máxima autoridad minera, Jorge Mayoral, y el gobernador de San Juan, José Luis Gioja..Ante la contundencia del dictamen chileno, avalado por el conservador y proempresista gobierno de Sebastián Piñera, resulta insostenible que no se haya relevado la actuación de Barrick de este lado de la cordillera, en relación al mismo yacimiento.
Y mucho menos entendible resulta, cuando se observa que los sectores más recalcitrantes de la economía chilena denuestan el comportamiento ambiental de la minera canadiense. “Suspensión Pascua Lama. Hasta el empresarial diario chileno El Mercurio critica negligencia de Barrick Gold”, escribió en su cuenta de twitter el Centro de Políticas Públicas de Chile. Dicho instituto, de larga, rica y prestigiosa trayectoria, destacó que resultaba más que elocuente de la bestialidad ambiental de Barrick que desde un editorial el diario más pinochetista y libreempresista de ese país destacara los incumplimientos de la minera.
Vale la pena leer el editorial de El Mercurio. Y de paso reflexionar acerca de dos cuestiones que ocurren en la Argentina. Por un lado, la animal defensa del gobierno y la oposición política a los intereses de Barrick al no poner siquiera una mínima lupa sobre su accionar en el mismo emprendimiento en el que el país vecino condenó su mal comportamiento ambiental. Y, por otro lado, el silencio también animal de los medios: nadie se atreve a salir de lo políticamente correcto y temen las críticas de quienes puedan acusarlos de atentar contra una “inversión productiva” (como si la megaminería lo fuese).
Leamos a El Mercurio:
Barrick Gold ha anunciado la suspensión indefinida de su proyecto minero de Pascua Lama, un emprendimiento minero binacional para extraer oro. Ella sigue a la decisión de la Corte Suprema de mantener la paralización temporal del proyecto ordenada por la Corte de Apelaciones de Copiapó, por violaciones de la empresa a sus obligaciones ambientales. Además, ella ha sido multada en 16,5 millones de dólares por el nuevo superintendente del Medio Ambiente, por incumplir las condiciones establecidas en su Resolución de Calificación Ambiental (RCA).
Desde su origen, Pascua Lama ha enfrentado fuerte oposición ambientalista, de comunidades indígenas y de agricultores del río Huasco (estos últimos fueron compensados con 60 millones de dólares hace algunos años), porque su desarrollo y explotación podría afectar pequeños glaciares que proveen de agua al río. Otra complicación es su carácter binacional, ya que la masa mineral cruza la frontera. Por eso, su explotación requirió que el Ejecutivo de la época se esforzara en llegar a acuerdos con Argentina. Los gobiernos han sido sus fuertes impulsores, porque podría alentar a otros proyectos mineros binacionales.
En 2006, cuando fue aprobada la RCA de este proyecto, él era extremadamente atractivo, por su riqueza, estimada en 17,6 millones de onzas de oro, y sus costos de producción, que en 2009 se estimaban en el rango de 25-50 dólares la onza, cuando el precio de esta era de 1.200 la onza. Al recibir su RCA, el costo estimado del proyecto era de 1,5 mil millones. En el momento de su suspensión, había escalado a 8,6 mil millones, lo que en parte se debe a causas externas —alza de los costos laborales, medidas ambientales adicionales, nuevos tributos en Argentina—, pero en su mayor medida a la mala gestión de la gerencia local, que debió renunciar este año. Sorprende que la supervisión por la matriz de Pascua Lama haya sido inesperadamente deficiente, al permitir que su mayor proyecto se manejara mal por tanto tiempo. Si la empresa enfrentaba fuerte oposición de las comunidades y dependía del apoyo del gobierno central, debió intentar cumplir con holgura las condiciones de las RCA. De otra forma, les regalaba argumentos a los grupos opositores. Tal vez los ejecutivos locales sopesaron solo las multas contempladas en la legislación por faltas a la Ley Ambiental, que si bien son importantes en proyectos normales, no son relevantes para uno de la magnitud de Pascua Lama. Si así fue, sería un craso error de los ejecutivos, pues tales violaciones abren paso a recursos de protección que retrasan el proyecto y aumentan rápidamente sus costos. Además, hacen más difícil que los gobiernos lo apoyen, y aumentan la desconfianza de la opinión pública respecto de este y otros proyectos. Se entiende por qué la gerencia local debió renunciar y el directorio de Barrick fue removido.Las fallas detectadas por la superintendencia son de tal gravedad —y su evitación, de un costo relativo tan bajo—, que resultan inexplicables, a menos que correspondan a deficiencias en la formación de los responsables del desarrollo del proyecto. Por ejemplo, parece increíble que no construyeran los canales perimetrales para segregar las aguas contaminadas y que, además, no proveyeran de información fehaciente a los inspectores.
Así, la responsabilidad por los problemas de este proyecto recae determinantemente en Barrick, pues sucesivos gobiernos chilenos le prestaron 5apoyo político y en las negociaciones con rgentina. Este episodio no puede ser más lamentable para la imagen de los nuevos emprendimientos mineros en Chile.

Fuente: medioymedio.com.ar - Imagen: egosincracia.blogspot.com

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Ecofeminismo: “El patriarcado destruirá el planeta si no lo frenamos”