Botsuana otorga licencias de fracking en la reserva de los bosquimanos


Nuevos hallazgos sobre el fracking en la CKGR aumentan los temores por la supervivencia de los últimos cazadores bosquimanos.
 
Fuente: Survival International
 
Vastas áreas de la Reserva de Caza del Kalahari Central de Botsuana (CKGR según sus siglas en inglés), hogar de los últimos cazadores bosquimanos de África, han sido abiertas a empresas internacionales para la polémica práctica del fracking o fracturación hidráulica, según una investigación para el documental The High Cost of Cheap Gas (El alto coste del gas barato) y el diario británico The Guardian.
Un mapa filtrado muestra que las concesiones de exploración fueron otorgadas para la mitad de la CKGR (de un tamaño más extenso que el de Suiza), aumentando el temor de que las tierras sean usurpadas, los niveles de agua se desplomen y se cause un daño irreparable al frágil ecosistema esencial para la supervivencia de los bosquimanos y la vida salvaje de la reserva.
El documental revela que Botsuana ha otorgado licencias lucrativas a empresas como la australiana Tlou Energy y las africanas Coal y Gas Corporation, sin consultar a los bosquimanos. Mientras el Gobierno de Botsuana niega cualquier actividad de fracking en el país, Tlou ya ha empezado a taladrar pozos exploratorios para extraer metano de las capas carboníferas en el territorio de caza tradicional de los bosquimanos.
Las revelaciones ponen al descubierto la hipocresía del presidente de Botsuana, Ian Khama, que es miembro de la junta de Conservation International. El Gobierno de Khama ha promovido con ahínco el turismo en la reserva mientras empuja a los bosquimanos fuera de sus tierras en nombre de la conservación.
“El Gobierno está haciendo todo lo que puede para destruirnos", explica el bosquimano Jumanda Gakelebone. "Ellos han mentido en el pasado sobre la minería de diamantes y dijeron que no había minería de diamantes en la CKGR, pero ahora está funcionando una mina en la reserva. El fracking va a destruir nuestro entorno y si el entorno es destruido nuestros medios de vida también lo son”.
Los bosquimanos del Kalahari llevan sufriendo la persecución del Gobierno de Botsuana desde hace décadas. A pesar de haber ganado dos casos judiciales que les han garantizado el derecho a vivir, cazar y tener acceso al agua en la CKGR, se les fuerza a solicitar permisos restrictivos para entrar en la reserva y se les detiene sistemáticamente por cazar.
Survival International ha escrito a aquellas compañías con concesiones en la reserva y ha hecho un llamamiento al boicot turístico a Botsuana hasta que se permita a los bosquimanos vivir libremente en su tierra.
Según declaraciones del director de Survival, Stephen Corry: “Esta revelación muestra de una vez por todas que todas las expulsiones forzadas de los bosquimanos de la CKGR no tienen nada que ver con la conservación y en cambio sí con allanar el camino a las industrias extractivas para expoliar el territorio de los bosquimanos. ¿Por qué el presidente Khama continúa recibiendo premios por sus esfuerzos ‘conservacionistas’? Es un escándalo absoluto que Conservation International acepte en su junta directiva a un hombre que ha abierto la segunda reserva más grande del mundo para la vida salvaje al fracking, mientras persigue a los bosquimanos que la tienen por hogar en nombre de la conservación”.
Imagenes: Este mapa revela que la mitad de la reserva se ha arrendado a empresas energéticas para concesiones de fracking.
----------------------------------
Boicot turístico a Botsuana por su trato a los bosquimanos

Botsuana atrae a los turistas con imágenes de los bosquimanos del kalahari, mientras los fuerza a salir de sus tierras. Coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Turismo, Survival International lanzó un llamamiento internacional al boicot del turismo a Botsuana por los constantes intentos de su Gobierno de forzar a los bosquimanos a salir de su tierra ancestral en la Reserva de Caza del Kalahari Central (CKGR, según sus siglas en inglés), mientras promociona la reserva como un destino turístico.
Survival ha escrito a decenas de operadores turísticos de África, Europa, Asia y EE. UU., como Trailfinders, Intrepid y Absolute Travel, instándolos a suspender sus viajes a Botsuana por el degradante trato que dispensa a los últimos bosquimanos cazadores de África. Asimismo, la organización lanzaró una campaña publicitaria en revistas de viajes de todo el mundo. Se pidió a los más de cien mil simpatizantes de la organización que se sumen al boicot y que escriban al ministro de Turismo de Botsuana para transmitirle el mensaje “Yo no voy a Botsuana” mientras el hostigamiento a los bosquimanos no llegue a su fin.
En su página web oficial de turismo, Botsuana describe un viaje por la reserva como “la experiencia de viajar a través de una vida salvaje intacta” y muestra una idílica imagen de los bosquimanos con su vestimenta tradicional. Como cabía esperar, no se mencionan los intentos del Gobierno de forzar a los últimos bosquimanos a salir de la reserva en nombre del conservacionismo. El presidente de Botsuana, Ian Khama, es miembro de la junta directiva de la organización estadounidense Conservation International, y fue galardonado como Miembro Honorífico de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, según sus siglas en inglés).
Los bosquimanos tan solo quieren que los dejen en paz, en la Reserva de Caza del Kalahari Central. Los bosquimanos han sufrido la persecución gubernamental durante décadas y se vieron forzados a salir de la CKGR en tres oleadas de expulsiones en los años 1997, 2002 y 2005. Sin embargo, en 2006 su derecho a vivir y cazar en la reserva fue ratificado por una histórica victoria judicial. Pero el Gobierno de Botsuana sigue violando la sentencia del Tribunal Supremo, exigiendo a los bosquimanos solicitar permiso para acceder a la reserva y denegándoles licencias de caza. Varios bosquimanos han sido detenidos y han sufrido abusos por cazar (práctica de la que dependen para sobrevivir), y recientemente el Gobierno prohibió al abogado que los representa desde hace tiempo entrar al país cuando tenía que defender a sus clientes en un juicio. Botsuana también se está enfrentando a las voces críticas de los medios: retiró un anuncio de la revista británica Geographical después de que esta publicase un artículo reprobando su trato a los bosquimanos.
El director de Survival International, Stephen Corry, declaró hoy: “Para los simpatizantes de los bosquimanos resulta especialmente irritante que el presidente de Botsuana haya sido laureado por la industria turística cuando su trato a esta tribu ha sido descrito como ilegal, inhumano y degradante. La vengativa y cruel campaña de Khama está empujando a los últimos bosquimanos cazadores al límite de la supervivencia. ¿Nuestro mensaje para todos los viajeros concienciados? Que viajen a cualquier otro sitio mientras este tremendo abuso no finalice”.

Fuente: Survival http://www.survival.es/

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente