Argentina-Córdoba: el intendente de Río Cuarto rechazó por decreto la instalación de una planta de Monsanto

Por Lucía Maina

Después de una profunda resistencia de vecinxs y organizaciones que se vienen expresando en contra de la multinacional, el intendente Jure le impidió por decreto poner en funcionamiento una planta experimental en la ciudad.
El intendente Juan Jure dijo en conferencia de prensa que la decisión es política, que se basó en garantizar la paz social y consideró que la instalación de Monsanto traería más perjuicios que beneficios a la ciudad. Además, informó que el estudio de impacto ambiental presentado fue rechazado por el Ente de Control Municipal (Edecom), aunque aclaró que el decreto que impide la instalación de la planta experimental se presenta independientemente de las falencias técnicas detectadas.
“Manifestamos la alegría inmensa con el rechazo concreto y público del Intendente Juan Jure a la transnacional Monsanto en la ciudad de Río Cuarto, como resultado de la lucha que venimos llevando, junto a lxs vecinxs de la ciudad, desde nuestros inicios”, expresaron desde la Asamblea por un Río Cuarto Sin Agrotóxicos, que desde mediados de 2012 viene denunciando el modo ilegal e ilegítimo en que se construyó la planta de Monsanto, además de las consecuencias directas e indirectas que esta industria tendría para la región y el país al profundizar el modelo de los agronegocios.
“Después de distintas evaluaciones que no solo tienen que ver con lo técnico he llegado a la conclusión de que sería una cuestión perjudicial, por lo menos en términos de lo que significa la armonía en la convivencia de los vecinos de la ciudad de Río Cuarto, la paz social”, dijo Jure y afirmó que la decisión de rechazar la instalación de la multinacional es “inapelable”.
La Asamblea Río Cuarto Sin Agrotóxicos junto a vecinxs y organizaciones sociales tuvieron un rol decisivo en la definición tomada por el municipio: fue a través de la participación colectiva que se desenmascaró que Monsanto estaba construyendo su planta bajo el nombre de la empresa local Foc Seed, que se denunció ante la Municipalidad la ilegalidad de esa construcción y la invalidez del estudio de impacto ambiental presentado, además del rechazo de la población a la multinacional.
“Consideramos que la decisión política del Intendente era la única que se debía tomar, ya que el modo en que Monsanto pretendía instalarse incurría en ilegalidades manifiestas, desconociendo y violando leyes nacionales y provinciales fundamentales. La transnacional construyó su planta incumpliendo con la presentación previa de estudios, documentación y la licencia social y ambiental exigidos por la Ley Nacional de Ambiente. Además a nivel técnico el estudio de impacto ambiental presentado por la empresa es una falta de respeto al pueblo y a las autoridades municipales por las graves deficiencias técnicas que contiene y por lo tanto es extemporáneo y de nulidad absoluta”, expresaron desde la asamblea.
El propio intendente reconoció que en su decisión influyeron las reuniones que mantuvo con distintas organizaciones e instituciones de Río Cuarto, y también mencionó la resolución en la que el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Río Cuarto se expidió en contra de la instalación de Monsanto en la ciudad el año pasado. También fundamentó el rechazo en lo que está pasando en otros lugares, en referencia al acampe que desde hace dos meses vienen manteniendo los vecinxs en la planta que Monsanto pretende instalar en Malvinas Argentinas.
En ese sentido, desde la Asamblea por un Río Cuarto Sin Agrotóxicos consideraron que esto “representa un precedente fundamental para apoyar y reforzar la lucha que se viene desarrollando en Malvinas Argentina, teniendo en cuenta la magnitud de la planta de Monsanto que pretende instalar allí. Con el NO a Monsanto en Río Cuarto, el NO a Monsanto en Malvinas debe ser inexorable”.
Por último, expresaron: “Este es un triunfo del pueblo, una conquista política y social construida desde abajo, con todas y todos lxs vecinxs de la ciudad, que nos enseña el protagonismo que las comunidades tenemos en las decisiones sobre nuestros territorios y bienes comunes y en la defensa de nuestra soberanía. Frente al poder que las corporaciones ejercen sobre los pueblos, este protagonismo sólo se alcanza con la resistencia y la lucha”.
Este martes 26 de noviembre a las 19 hs. se realizará una marcha desde la plaza central de Río Cuarto y un festival cultural para celebrar el triunfo de la soberanía popular y ratificar el rechazo a Monsanto.

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Ecofeminismo: “El patriarcado destruirá el planeta si no lo frenamos”